Mejores aceites esenciales para el cuidado del cabello

Mejores aceites esenciales para el cuidado del cabello

El uso de aceites esenciales en el cuidado de tu cabello es una tendencia de moda, desde productos con infusión de aceites esenciales hasta acondicionadores caseros de aceite de coco.

Pero no son nuevos. Durante siglos, la gente ha usado los aceites para varios propósitos medicinales y cosméticos. Ahora, se pueden encontrar en muchos champús, sueros y otros productos para el cuidado del cabello. También puedes usarlos para hacer tus propios tratamientos de cuidado del cabello caseros.

¿Cómo usar los aceites esenciales para el cuidado del cabello?

Sólo necesitas unas pocas gotas de un aceite esencial. Puedes mezclar uno o más tipos en un champú o acondicionador. O mezclar las gotas en un aceite vehicular.

Ten en cuenta que si pones algunos aceites esenciales directamente en tu cuero cabelludo, pueden causar irritación. Lee las instrucciones de la etiqueta sobre cómo diluir los aceites, y nunca uses más de la cantidad recomendada.

Si eres alérgico a plantas como la ambrosía, pruebe el aceite en un área pequeña de tu piel o cuero cabelludo para ver si tienes alguna reacción.

Después de aplicar la mezcla de aceite, cúbrete la cabeza con una toalla o un gorro de ducha.

Puedes lavar el tratamiento después de 30 minutos, dejarlo toda la noche y usar un champú por la mañana, o usar un poco como acondicionador. Observa qué es lo que mejor te funciona para la textura de tu cabello.

Mejores aceites esenciales para el cuidado del cabello

En lugar de confiar en productos caros que prometen crecimiento con una larga lista de ingredientes no tan fiables (y a veces cuestionables), consiga longitudes dignas de Rapunzel de forma natural con estas soluciones de aceites esenciales respaldadas por expertos.

Seguidamente vamos a analizar los cinco mejores aceites esenciales para el cuidado y embellecimiento del pelo:

Aceite esencial de lavanda

El aceite de lavanda acelera el incremento del pelo. Con esta certeza en mente los científicos hicieron una investigación en animales descubriendo que la lavanda generaba un aumento del cuero cabelludo en los ratones. Asimismo, posee cualidades que ayudan al combate contra los microbios y bacterias mejorando así la salud del cabello.

Para ello se debe combinar algunas gotas de aceite de lavanda en tres cucharadas de aceite portador, como serian los aceites de oliva o de cocos derretidos, luego hay que aplicarlo de forma directa en el pelo. Hay que dejarlo diez minutitos antes de limpiarlo y echar el jabón tal cual se hace habitualmente. Esto se puede realizar en varias ocasiones semanalmente.

Aceite esencial de menta

El aceite de menta podría generar sensaciones de congelamiento y picores en las zonas aplicadas justamente en el momento que incrementa el tránsito sanguíneo de dichas zonas. Se cree que gracias a ello se promociona el aumento del pelo durante la etapa denominada anágena.

Otro estudio descubrió que los aceites de menta, cuando se utilizan en ratones, incrementa las cantidades de folículos, las profundidades de los folículos y el desarrollo del pelo.

El aceite de menta contiene mentol, que hace que los vasos sanguíneos justo debajo de la piel se dilaten. Este flujo de sangre adicional podría ayudar a promover un mayor crecimiento del vello.

Para ello hay que combinar dos gotas de aceites esenciales de mentas con el aceite portador preferido. Luego dar masajes en el cabello y simplemente permitir que actúe por cinco minutos y acabar con un lavado profundo con jabón y acondicionador.

Aceite esencial de romero

Para la mejoría del espesor y el desarrollo del pelo el aceite de romero es una maravillosa alternativa debido a su cualidad de regenerador celular.

De acuerdo a una investigación realizada el aceite de romero funcionó igual que el minoxidil, medicina muy usada para hacer crecer el pelo. Ofreciendo los mismos beneficios pero sin sufrir los escozores en el cabello como efecto colateral que si presenta este medicamento.

Debes combinar algunas gotas de aceite de romero con aceites de oliva o aceites de cocos y aplicarlo sobre el cabello. Luego hay que dejar que actúe durante diez minutitos y acabar lavando el pelo con tu jabón habitual. Haciendo esta rutina dos dos veces por semana vas a observar grandes mejoras.

Aceite esencial de madera de cedro

Este tipo de aceite esencial incrementa el pelo y disminuye la caída del cabello porque logra armonizar las sustancias generadoras de aceites en el cuero cabelludo. A esto hay que sumarle sus cualidades antifúngicas y para combatir los microbios que permiten tratar diversas patologías que contribuyen a la aparición de la caspa o al declive del pelo.

Debes combinar solamente unas cuantas gotas de aceites esenciales de maderas de cedro con dos cucharaditas de un aceite portador elegido por ti. Para después masajear tu pelo y dejarlo reposar después durante unos diez minutos previos a la limpieza con agua y champú de cabello.

Aceite esencial de limón

La caspa representa una patología muy habitual. Por eso mantener un cabello sano y con plena ausencia de membranas es fundamental para preservar el bienestar del pelo.

El aceite esencial de limón constituye un medicamento natural eficiente en contra de estas membranas. Hechos avalados por una sólida investigación realizada durante el año de 015 que evidenció cómo pudo reducir de manera significativa la caspa después de siete días de tratamiento.

Hay que combinar unas cuantas gotas en tu champú de cabello  habitual diariamente y darte masajes sobre el cabello directamente y con fuerza.

Deja un comentario